proceso de fabricación

NÚCLEO

Se fabrica con lámina de acero al silicio, grano orientado, rolada en frío de alta permeabilidad magnética, calidad M0H-M3, trabajada a bajas densidades de flujo para proporcionar bajas pérdidas y mínima corriente de excitación.

BOBINAS Y AISLAMIENTOS

Lámina de solera de cobre y/o aluminio con doble aislamiento de barniz, doble forro de fibra de vidrio, Kapton o polvo electrostático.

PINTURA

Impregnación del transformador ensamblado con núcleo y bobinas, en baño de barniz por 24 horas, asegurando operación silenciosa, mejora el aislamiento entre espiras y capas y protegen al núcleo magnético de la humedad.

TEMPERATURA

Elevación de temperatura de los devanados.

ENSAMBLE

Terminales de tablilla de conexiones tipo «Kulka» o «Clema», tornillos de latón o solera de cobra según se capacidad colocadas sobre tabillas de celaron o epoxy y en la parte superior del transformador.

PLACA DE DATOS

Al transformador se le fija en una parte visible una placa de datos grabada en papel plastificado para servicio interior y de ACERO.

PRUEBAS DE LABORATORIO

A cada transformador se le efectúan las pruebas de rutina que aseguren el cumplimiento de los requisitos del cliente y se entrega un reporte de pruebas.
Relación de vueltas y polaridad de conexiones.
Pérdidas del núcleo y corriente de excitación en vacío.
Pérdidas del conductor (cobre y/o aluminio) y cálculo de porcentaje de impedancia. Tensión aplicada al devanado de alto voltaje durante 1 minuto.
Entre Devanados y entre capas se colocan los aislamientos hasta clase 220ºC. De acuerdo a su clase de aislamiento, estos materiales no absorben humedad, no propagan las flamas y garantizan permanentemente una resistencia de aislamientos entre devanados y al núcleo. Ver laboratorio.

GABINETE

Se pueden surtir con gabinetes tipos NEMA 1 servicio interior, NEMA 3 prueba de lluvia o NEMA12 a prueba de polvo fabricado con lámina.
Resistencia de los aislamientos con megometro.
Garantía absoluta.

ENFRIAMIENTO

Los transformadores secos una garantía contra defectos de fabricación y materiales por una año contados a partir de la fecha de embarque. Los transformadores secos son aislados con materiales de clase B,H, y/o F son preparados para trabajos en ambientes cerrados, por su operación segura, especialmente en caso de incendio son de diseños compactos libres de mantenimiento.
Frente a otras alternativas, tienen la ventaja de poseer un bajo porcentaje de materiales combustibles, disminuyendo la emisión de gases tóxicos (fundamentalmente el CO) de acero y acabado con premier y pintura acrílica color gris ANSI61; o si así lo prefieren, sin gabinete.